Merienda sana

 

Hoy os traigo una merienda sana, sana. Crudities con hummus de garbanzos y tortitas con gouda y pechuga de pavo. Cada vez se acerca más la primavera y como mujeres que somos, ya nos toca a empezar a obsesionarnos con la operación bikini, pues esta es una merienda estupenda para empezar. El hummus aporta energía, además de darles un toque especial a las zanahorias crudas, estas a su vez, son buenas para la vista y aumentan la producción de melamina de la piel (lo que hace que te tu piel se broncee con mayor rapidez), y luego las tortitas de maiz junto con la pechuga de pavo y el gouda, hacen una combinación estupenda de un tentempié sabroso y bajo en grasas.

Si además lo eso lo acompañáis con un zumo antioxidante o con un té rojo que elimina toxinas ¡mejor que mejor!

Pero si de verdad, deseáis hacer dieta, porque consideráis que necesitáis perder unos kilos, lo primero que tenéis que hacer es ir a un médico, porque no todas las dietas sirven por igual a todas las personas, acudiendo a un especialista te aseguras de que no te faltaran nutrientes y de que se trata de una dieta adaptada a ti. Si por el contrario, lo que quereis es perder SÓLO un par de kilos o encontraros un poco menos pesadas, aquí os dejo unos consejos:

  • Beber mucha agua, por lo menos 2L. Beber 2L de agua al día nos aporta elasticidad a la piel, previene problemas de riñones, eliminas toxinas, reduce la celulitis y si además tiene un nivel bajo de sodio, eliminas más grasas. A mi me gusta la de Bronchales, porque las botellas son de 2L y me pongo como objetivo beberme una botella (que llevo arriba y abajo) al día y tiene un nivel muy bajo de sodio (1, La Font Bella tiene 4) y es una mineralización muy débil.
  • Pasarse al té rojo. El té rojo tiene propiedades diuréticas, digestivas, quema grasas y favorece la eliminación de las toxinas. Podéis comprarlo en tiendas de té o en Mercadona.
  • Subir por las escaleras. Cuesta, lo sé, y muchas veces se nos olvida, pero no digo que subáis todos los pisos andando, pero para empezar, probar a pararos a mitad en el ascensor, y subir el resto andando.
  • Hacer algo de ejercicio. Si tenéis el tiempo y la oportunidad, apuntaros a una piscina. La natación es el ejercicio más completo, fortaleceréis la espalda evitando dolores y contracturas, y reduciréis culo y piernas seguro, además sales como nueva después de una sesión de piscina.
  • Evitar la sal. La sal favorece la retención de líquidos, que generalmente en las mujeres, se acumula en las piernas y glúteos. Procura cocinar sin sal, huye de las papas y las aceitunas.
  • Aceitunas por pepinillos. Quédate con esto: 1 aceituna= 100gr de rábanos. La aceituna tiene 15 calorías, las mismas que si te comieras 100 gramos de rábanos, así que piénsatelo antes de meterte una en la boca… En cambio, los pepinillos en vinagre, prácticamente no tienen calorías, si te gustan las dos cosas, ya sabes que elegir.

Espero que os haya gustado esta pequeño post de “dieta”.

 

 

Besitos y feliz lunes

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s