Kit labios suaves de Mary Kay — MªJosé

Hola chicas!! Ya estoy de nuevo aquí! Os quiero hablar de un producto que me ha encantado, aunque al principio me costó un poco cogerle el truco. Pero ahora no me voy a separar de él jamás.

Hace un tiempo, Amehu (Adriana), a la que sigo por Instagram se hizo consultora de Mary Kay y me interesé por varios productos, pero como todos no pueden ser me pedí  dos cosillas, entre las que está el kit para labios. Por lo que me contó, es un best seller de la marca y entiendo porque!!

Se compone de dos tubitos: uno es una mascarilla exfoliante para los labios y el otro es un bálsamo.  La mascarilla tiene un olor muy sutil y no es desagradable pero no sabría definirlo, es muy ligero, así que apenas se nota. Se trata de una especie de pasta blanca y espesa con gránulos, que hay que extender por los labios y dejar actuar unos minutos. La sensación que noto al extenderla es de un frescor muy suave y agradable. Incluso ya aplicada, al mover los labios noto esa sensación y los muevo adrede, jeje! Me encanta!

Mascarilla:

Mascarilla labial

En cuanto al bálsamo, es transparente,  como una vaselina en gel y tiene un olor más fuerte, aunque tampoco es desagradable, pero si tuviera que elegir, que se puede comprar sólo uno de los dos pasos, me quedaría con el primero porque es el único que me parece diferente a lo que he probado, ya que como bálsamos tengo otros, como el Carmex, al que adoro. Eso sí, este se nota suuuuper suave en los labios al aplicarlo tras la mascarilla.

Balsamo:

Bálsamo labial

Y ahora os cuento porqué me costó cogerle el truco y porqué ahora lo adoro!

Al principio yo me lo aplicaba todas las noches, no sólo el bálsamo, que puedes aplicarlo como cualquier otro, sino que la mascarilla también y creo que eso era excesivo para mis labios porque me empezaban a salir pielecitas y se me abrían de vez en cuando, cuando a mí eso no me suele pasar, sólo se me resecan y acartonan. Por eso precisamente lo compré, para eliminar ese aspecto acartonado y que los labiales me quedaran de miedo, aparte de tener los labios suaves y bonitos independientemente de si me maquillo o no.

Así que como eso no me funcionaba pasé a aplicarlo una vez a la semana. El resultado tampoco fue bueno, porque apenas notaba que me hiciera efecto. Y a la tercera va la vencida, que dicen…pues sí! Ahora lo aplico cada tres días, es decir, dos no y al siguiente sí y tengo los labios mejor que nunca! Suaves, sin pieles y sin tenerlos acartonados, incluso con días de frío como ha hecho aunque estemos en primavera. Además, se notan como más jugosos y con un color más subido que se deberá, supongo, a la exfoliación. Pero no tengáis miedo que no es para nada agresiva, a no ser que seáis tan burras como yo de aplicároslo todas las noches, jeje!!

Como ya os digo, el bálsamo no sé si lo repondré, pero con la mascarilla no tengo ninguna duda y será mi básico por las noches, cada tres noches, eso sí!

Y vosotras, cómo os cuidáis los labios?

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s